Macy's Chicago State Street Storefront

La fascinante historia de Macy’s en la State Street de Chicago

Artículo

Los grandes logros arquitectónicos de Macy's en la State Street de Chicago son una muestra de su gran historia de éxito e innovación en el comercio minorista.

La majestuosidad del viejo mundo que irradia el edificio de Macy's en la State Street de Chicago se contrapone al carácter vanguardista de la moda y los objetos de decoración que pueblan sus elegantes espacios. En la fachada se elevan sus imponentes columnas de granito de una altura de nueve plantas, que flanquean su lujosa entrada principal, y dos grandes relojes subrayan con desmesura las esquinas de la tienda sobre las calles Randolph y Washington.

Los visitantes que atraviesan el solemne pórtico tienen la oportunidad de retroceder en el tiempo gracias a varios ejemplos de exquisita y excepcional artesanía: los espacios están condimentados de fastuosas características arquitectónicas que van desde los brillantes candelabros austríacos o los revestimientos de madera de nogal circasiano, hasta una incesante fuente de interiores y un impresionante techo de cristal abovedado.

Un importante legado: Marshall Field’s

El edificio, de estilo neo-renacentista, fue inaugurado en 1893 y diseñado por Charles B. Atwood, del prestigioso estudio de arquitectura D.H. Burnham & Company, y en primer lugar fue utilizado como sede de otro innovador emporio: Marshall Field’s. Macy’s adquirió y cambió el nombre de la tienda por departamentos Marshall Field’s en 2006, y la designó como el emblema de la compañía en la región del medio oeste.

El gran edificio del establecimiento, que evolucionó a lo largo de un período de 22 años (1892-1914), conforma una estructura idónea para una empresa de ventas minoristas que ha sido responsable de numerosas y notables innovaciones. El edificio contiene varios patios interiores y fue designado Hito Histórico Nacional e incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos en junio de 1978.

Al igual que R. H. Macy, quien fundó Macy’s, el fundador de la gran tienda en State Street, Marshall Field, fue un auténtico pionero en el comercio minorista. Nació en Conway, Massachusetts, en 1835, y llegó a Chicago en 1856, cuando empezó a trabajar como empleado de almacén para Potter Palmer and Company. Luego pasó a Cooley, Wadsworth and Company, donde pronto ascendió en categoría y, en 1867, se convirtió en propietario parcial de Field and Leiter, que pasó a ser Marshall Field’s en 1881.

Reputado por ser un gerente con visión de futuro, Field fue el primer gran minorista en ofrecer créditos renovables, garantías de reembolso de dinero y reembolsos incondicionales, entrega gratuita, mujeres en el personal, una oficina de compra europea, un registro nupcial, un restaurante integrado y sesiones de firma de libros en la tienda.

Hitos creativos

He aquí algunas de las características arquitectónicas del edificio de Marshall Field & Company en la State Street que los visitantes no deben pasar por alto:

Macy's Chicago State Street Ceiling

El techo Tiffany

Los visitantes de Macy’s no pueden evitar mirar hacia arriba al entrar en el Departamento de Cosméticos en la primera planta del edificio, que ofrece una amplia vista del reluciente techo abovedado que abarca casi 558 metros cuadrados e incluye 1,6 millones de piezas de cristal iridiscente. Desde la quinta planta se disfruta de una vista más próxima que es sencillamente impresionante.

El techo abovedado fue diseñado por el prestigioso artista del vidrio Louis Comfort Tiffany (es el mayor mosaico de Tiffany existente) y elaborado por un grupo de 50 artesanos que trabajaron en lo alto de los andamios durante más de 18 meses para terminar el proyecto.

Los grandes relojes

Macy's Chicago Great Clocks

Los visitantes de Macy’s a menudo se citan en los grandes relojes, situados en las esquinas del edificio. El primer reloj fue instalado en 1897, en la esquina de State y Washington.

Según la leyenda, Marshall Field decidió que esta esquina debía tener un reloj después de descubrir varias notas metidas en las esquinas de los nuevos escaparates de cristal de la tienda que precisaban las horas y lugares donde encontrarse con amigos, familiares y socios comerciales. Field pensó que un reloj podía servir de punto de encuentro para los clientes, además informarles la hora.

Poco tiempo después el Chicago Tribune ya informaba que las mujeres de Chicago se decían entre sí “nos vemos bajo el reloj de Marshall Field's”.

Como resultado de la meteórica popularidad del reloj, se añadió un segundo reloj en la esquina de State y Randolph en 1902. Durante cinco años los diseños de los relojes no coincidieron, pero en 1907, el reloj original de State y Washington fue sustituido por uno idéntico al segundo reloj.

Diseñados por Pierce Anderson, que trabajaba para la empresa que diseñó el edificio, cada reloj está formado por 7 ¾ toneladas de bronce fundido y colgado de un soporte de herraje ornamental. Originalmente los relojes eran negros, pero con el paso del tiempo adquirieron una pátina verde distintiva. Los relojes funcionan por impulsos a partir de un reloj maestro situado en la tienda que se revisa dos veces al día respecto a la señal horaria de Arlington y corrige a los dos relojes a cada hora.

La fuente Burnham

Otro elemento arquitectónico cautivador que hallamos en la tienda es la fuente Burnham, también conocida como la “Fuente perdida”. Está hecha de seis toneladas de hierro fundido y contiene 2.650 litros de agua.

Aunque los planos originales del edificio de la State Street incluían esta fuente, Marshall Field decidió descartar su construcción. Pero, 100 años después, durante la restauración del edificio, se encontraron los planos originales de la fuente y se decidió que la fuente Burnham sería el toque final perfecto a un nuevo patio interior añadido en 1992. También funciona como un punto de encuentro ideal dentro del almacen.

The Walnut Room

Nadie que entre en la tienda de Macy’s de State Street querría perderse la visita al gran restaurante Walnut Room con sus asombrosos revestimientos en madera de nogal circasiano (instalados hace más de 100 años) y sus candelabros austríacos.

Walnut Room Chicago

Este fue el primer restaurante dentro de una gran tienda por departamentos y también es el restaurante que más tiempo ha estado abierto de forma continua en todo el país. Abrió en 1907 como la South Tea Room y en 1937 pasó a conocerse como The Walnut Room. Cada año, un árbol de 14 metros de altura, conocido como el “gran árbol”, adorna el restaurante desde finales de noviembre hasta principios de enero e ilumina todo el espacio con 15.000 luces y 1200 adornos.

La creación del restaurante se le atribuye a la Sra. Hering, una representante de ventas con gran iniciativa del Departamento de Sombreros. Cuenta la historia que compartió su almuerzo, un estofado de pollo y verdura cubierto de hojaldre hecho a partir de la receta de su abuela, con una clienta que tenía hambre y que se mostró tan agradecida que convenció a la Sra. Hering para que hiciese más estofados e invitó a amigos al día siguiente a cenar y a echar un vistazo a las novedades en sombreros. Se dice que Marshall Field escuchó las risas que procedían de la trastienda del Departamento de Sombreros, se enteró de lo que sucedía y resolvió que debía abrir un espacio de salón de té. El estofado de pollo y verdura cubierto de hojaldre de la Sra. Hering, a partir de la receta de su abuela, sigue siendo uno de los platos más populares al día de hoy dentro del menú de Walnut Room.

Macy’s conserva y prolonga las tradiciones históricas

Macy’s ha mantenido varias tradiciones muy arraigadas que habían sido lanzadas por Marshall y ha creado visitas guiadas especiales que ofrecen a los visitantes la ocasión de aprender asombrosos hechos de la arquitectura de la tienda de State Street y de su fascinante historia, incluidas las constantes innovaciones de Macy’s. Entre estas visitas, destacamos las siguientes tres:

Visita histórica y cena en Walnut Room: esta experiencia completa en el histórico edificio Marshall Field’s incluye una visita histórica a la tienda de 60 minutos (ver la descripción más abajo) y cena en Walnut Room. Costo: USD $45 por persona. Contacto: [email protected]

Visita histórica a la tienda: entre los grandes momentos de esta visita de 60 minutos se incluyen el techo de Tiffany, la fuente Burnham, Walnut Room y una degustación de los chocolates de menta Frango®. Costo: USD $12 por persona. Horario: Todos los viernes a las 11:30 horas. Contacto: [email protected]

Visita de tradiciones navideñas: esta visita de 60 minutos incluye la historia de las tradiciones navideñas de Macy’s, desde el desfile del Día de Acción de Gracias de Macy’s, las exhibiciones animadas en las vitrinas, el gran árbol de 14 metros de altura en el impresionante restaurante Walnut Room y una prueba de los chocolates de menta Frango®. Costo: USD $12 por persona. Horario: Los viernes de noviembre y diciembre a las 11:30 horas. Contacto: [email protected]

Los visitantes pueden reservar estas visitas y obtener información sobre otros aspectos de la tienda y de Chicago en el Centro de información al visitante integrado en la propia tienda.