Macy’s, Inc. reabre gradualmente sus tiendas y su principal prioridad es la seguridad. Respuesta a COVID-19 por parte de Macy’s y preguntas frecuentes

Ona Louise sobre la Drag Queen Story Hour y ser drag queen

Artículo

Ona Louise es una drag queen de Brooklyn que también es cofundadora y subdirectora de la organización sin fines de lucro Drag Queen Story Hour de Nueva York. Durante la semana del Orgullo Mundial, ella y cinco de sus hermanas drag queen participaron en la Drag Queen Story Hour en Macy's Herald Square para los niños y sus familias. Aquí, ella habla acerca de esa experiencia, acerca de la Drag Queen Story Hour en general y acerca de su historia y puntos de vista personales.

¿Qué es la Drag Queen Story Hour?

Se trata de drag queens que leen a los niños en escuelas públicas, bibliotecas y librerías. Básicamente, leemos en todo lugar en que podemos reunir a niños y drag queens. Leemos libros acerca de la inclusión, la diversidad, el amor y la aceptación.

La Drag Queen Story Hour fue fundada en San Francisco por la escritora Michelle Tea. Fui a una de las primeras lecturas en la sucursal de la biblioteca Castro y pensé que era asombroso. Yo recién había comenzado en el mundo de las drag queen y pensé, necesitamos esto en Nueva York. Entonces, me reuní con mi amiga Rachel Amy quien trabajaba para Feminist Press con la Universidad de Nueva York, hicimos un equipo y armamos la Drag Queen Story Hour en una librería. Despegó así. Estábamos en el sistema de biblioteca públicas y conseguimos mucha prensa. Y ahora, leemos a niños.

El propósito de la Story Hour es que los niños tengan modelos de roles positivos de homosexuales. Todos los niños necesitan modelos de roles y especialmente necesitan modelos de roles positivos de LGBTQ+. Realmente hay una falta de eso en el mundo y yo pienso mucho en que las personas homosexuales y su cultura no se consideran amistosos.

¿Por qué haces personalmente la Story Hour?

Hago la Story Hour porque cuando era un niño me hubiera encantado haber tenido un modelo de roles homosexuales positivos como yo mismo. Pienso que es importante mostrar a los niños la presentación y diversidad de géneros para que puedan crecer y ser adultos tolerantes y cariñosos.

¿Con qué frecuencia haces las Story Hours?

Para el mes del Orgullo, hicimos lecturas en varias ubicaciones por día.

¿Cómo eliges los libros que lees a los niños?

En la Drag Queen Story Hour tenemos una biblioteca de libros de donde elegir. Van desde clásicos como “Brown Bear, Brown Bear, What Do You See?” (“Osito marrón, osito marrón, ¿qué ves?”) o “The Very Hungry Caterpillar” (“La oruga muy hambrienta”) a otros que son más modernos y que tienen que ver con la inclusión, el amor y la diversidad. Leemos “Julian is a Mermaid” (“Julián es una sirena”) o “Neither” (“Ninguno”) o cualquier otro libro de Todd Parr. Quisimos tener en nuestra Drag Queen Story Hour los libros favoritos que leemos.

Mi libro favorito para leer es “Neither” de Airlie Anderson, que tiene que ver con una mezcla de conejo y pájaro que no se adecua al mundo rígido y tiene que ir a encontrar a alguien más para vivir y encuentra a su propia familia elegida, que de un modo es mi propia historia personal.  

¿Y realizaste una Drag Queen Story Hour en Macy’s?

Sí, tuvimos la oportunidad asombrosa de hacer una Drag Queen Story Hour en Macy’s Herald Square, la famosa tienda insignia de la calle 34 en Nueva York. Fue realmente asombroso propagar la consciencia de nuestro programa y leer a los niños allí. Teníamos seis drag queens, eran muy diversas, con talentos muy diferentes. Fue tan genial estar en el escenario juntas, leyendo libros en turnos, sincronizando los labios, haciendo Hokey Pokey. Fue muy divertido y la multitud era asombrosa. Fue genial ver a las familias entrar y quedarse y emocionarse con esto.  

¿Cómo fue la Drag Queen Story Hour de Macy’s?

Fue realmente asombroso. Era un espacio muy lindo: los colores, el arco iris y todos los niños. Leí “Neither” de Airlie Anderson. Después de dos horas, solo querían más y más libros.

Fui a Macy’s para hacer las compras para la escuela desde que era muy pequeño, entonces, pararse frente a esos niños fue algo así como “¡Oh, ua!, yo tenía tu edad y volvía de la escuela con la ropa escolar y ahora estoy aquí, frente a ti, una drag queen plenamente actualizada, a punto de leerte libros.

¿Qué hubiera significado para ti, en la niñez, asistir a una Story Hour como esta?

Soy de una pequeña ciudad de Georgia. No tenía apoyo y me dijeron que “no” toda mi vida, a mostrar mi feminidad o mostrar cualquier fluidez de género. Ahora me paro aquí, cambiando los paradigmas y siendo una de las más grandes líderes de la comunidad homosexual que está ayudando a los niños al leerles y mostrarles que está bien ser diferente y ser tú mismo y no tener a alguien que te diga que eres alguien más. Quien sabe dónde estaría hoy si hubiera tenido apoyo o hubiera ido a una Story Hour en mi niñez ya que lo que hago ahora creció de las grietas de la adversidad.   

¿Como reacciona habitualmente el público de la Drag Queen Story Hour?

Los niños aman la Drag Queen Story Hour. Aman el teatro, el cabello, el maquillaje y las joyas brillantes. No creo que los niños estén expuestos a las actuaciones en vivo lo suficiente. Todos usan teléfonos. Contarles historias en persona, en tiempo real, con sus padres al lado es muy poderoso. Y realmente lo aman, es como tener una Princesa de Disney frente tuyo y que cobre vida. Entonces, cuando haces sincronización de labios de Moana o alguna canción de Disney, realmente se enloquecen.

Comparte tus pensamientos sobre esta declaración: La belleza con la que naces es la clase más importante de belleza. Pero también es importante aprender cómo sacar lo mejor de esto y hacerlo brillar.

Así es como llegué al transformismo. Comencé a mirar dentro de mí y, al encontrarme, pude expresarme verdaderamente y mostrar la expresión de género de modo divertido y creativo.

Todo el transformismo comienza con la belleza interior. Sacas todo lo que tienes dentro tuyo y lo externalizas. Realmente tienes que conectarte contigo mismo, saber quién eres y tener confianza en eso, sacarlo y luego mostrarlo al mundo.

Quote from Ona Louise, New York-based drag queen and co-founder of Drag Queen Story Hour
Ona Louise

Encontrar la belleza interior no es un camino fácil. Pero pienso que puedes conseguirlo siendo más contemplativo y pensando más en cuánto valor llevas a tu familia y a la comunidad y acerca de lo que puedes devolver y ponerlo allí. La belleza que descubres de este modo es de lo que debes estar agradecido y del amor y cariño de cada día.  

¿Dónde creciste y cuál fue tu experiencia como niño pequeño?

Crecí en Georgia en un pueblo bastante pequeño y en un hogar muy conservador con roles de género muy tradicionales. Crecí mucho desde donde vengo en el sur rural y luego encontré a mi propia familia y comunidad elegidas en la Ciudad de Nueva York. Me mudé allí cuando tenía 21 años y nunca miré hacia atrás. Pero crecer y que te digan que no puedes expresar tu feminidad o no puedes expresarte de ciertos modos fue como un daño y me llevó mucho tiempo sobrellevarlo y sobrellevar el odio a mí mismo y tener un espacio para amarme.

Era un gran loco del teatro; amaba el teatro. Quería convertirme en diseñador o ser actor. O pensaba que me mudaría al East Village y me convertiría en un personaje de Rent. Tenía toda esta imagen que cambió una vez que me mudé aquí y me di cuenta que Nueva York es un poco más cara e implacable que lo que se veía en las películas mágicas. Pero he tenido una historia realmente muy salvaje en Nueva York, trabajando en la moda y luego pasando al transformismo y luego a la Drag Queen Story Hour.

¿Cómo comenzaste en el transformismo?

Siento que hay dos clases de drag queens. Hay drag queens que dicen: “Deberías hacer transformismo. Aquí está la oportunidad”. O, eres una drag queen de Halloween. Definitivamente soy una drag queen de Halloween. Hice Lana Del Rey seis, siete años atrás y fue como que, sí, es esto. Y desde entonces, he hecho transformismo.

¿Qué importancia tienen el traje externo, el maquillaje y el estilo del cabello?

El transformismo consiste principalmente en la propia expresión. Es definitivamente sobre lo que pones en tu cuerpo y tu maquillaje y tu cabello. Pero también es acerca de tu actuación y tu presencia y lo que le das a la gente que te está mirando. Lo que quiero decir es que te puedes vestir como un maniquí y ponerlo en una vitrina, pero no hay alma ni una persona allí.

Pienso que la belleza del género es que es fluido y puede cambiar de forma regular. Cuando me saco este atuendo, el maquillaje y el cabello soy una persona totalmente diferente, pero todavía me siento del mismo modo. Solo porque me presento diferente no significa que soy una persona diferente.   

¿Cómo llegaste a sentir confianza?

Creo que para mí la confianza vino del respeto y el amor por mí mismo. Al hacer transformismo, tienes que mirar el espejo y decir, ¡uau!, esta es una persona hermosa. Entonces sales por la puerta y sientes confianza porque estás seguro de ti mismo y te amas.

Habla acerca del sentido de empoderamiento que consigues de ser tú mismo en el escenario en la Drag Queen Story Hour.  

Adoro crear este personaje y que el público se conecte con él, quizás no con todo, pero al menos con algo de lo que haces: tu estilo de cabello, tu ropa, tu elección de canciones o tus mezclas.

La Drag Queen Story Hour me dio poder porque puedo ponerme frente a un grupo de niños y puedo hacer sincronización de labios con Julie Andrews, leer libros, jugar juegos y esparcir literatura y amor. Eso realmente te hace sentir fuerte, más que actuar en un club nocturno, que es asombroso en sí mismo. Es tan movilizador darle a la comunidad y para los niños estar expuestos a la actuación, al drama y al teatro y también leer libros y tener un modelo de roles homosexuales positivos frente a ellos. Ese es mi escenario.

Pero la Ciudad de Nueva York también es mi escenario y cada vez que salgo de casa o no hago transformismo, todos los ojos me miran. Todos somos vitrinas y espejos unos de los otros.

¿Qué es lo que quieres que la gente sepa sobre las transformistas?

Para mí, el transformismo es una forma de arte, y el arte es un modo de la expresión propia y se debe ver como tal. Una de las concepciones erróneas es que las drag queens son solo para el entretenimiento adulto. Eso es un hito en la cultura del transformismo, pero cuando sacamos a las drag queens fuera de los clubes nocturnos para los niños o las comunidades durante el horario diurno, somos líderes fuertes de la comunidad homosexual.

El transformismo es muy motivador si es por una causa o algo en lo que crees. El transformismo es como esta armadura del personaje que te puedes poner y ser campeón y hablar a la gente que quizás no tengan la valentía de hacerlo. Eres como un motor de energía.

Mencionaste una concepción errónea. ¿Cuál es la concepción errónea más grande acerca de ti como transformista?

Que me pueden poner en una caja. Pienso que en estos días y esta era con la tecnología y las redes sociales todos nosotros queremos estar en esta caja de 4 x 4. Pero con el transformismo salgo de la caja cada día y puedo ser una multitud de cosas. Puedo leer a los niños en una escuela pública o biblioteca o en Macy’s. También puedo ser Jonathan. Puedo brindar entretenimiento a adultos. Puedo hacer un montón de cosas diferentes.

¿Qué es lo difícil de ser una transformista?

Uno de los aspectos más difíciles es el físico, el abuso al que se somete tu cuerpo al caminar en tacos que no siempre es lo más divertido.

Y leer a los niños en la biblioteca a las 11 a. m. es muy diferente a actuar para adultos a las 11 p. m. en un bar oscuro. Es un público muy diferente y los niños no atrapan las sutilezas igual que los adultos. Realmente tienes que darle vida a un cuento de hadas con ellos. Por lo que tener la mente y el dibujo de tu niño interior es importante para actuar.

Presentarme como mujer o hacer transformismo trae a veces un conjunto adicional de inseguridades para mí. Me recuerda cuanta misoginia hay todavía en el mundo. Al hacer transformismo, te juzgan como mujer y puedes sacar estas inseguridades de los juicios de otras personas. Es duro y lo hago solo parte del tiempo, entonces debe ser más difícil para la gente que sale así todos los días.  

¿Qué te motiva a jugar con el género?

El juego implica que no pienses sobre esto. Juegas al teléfono. Juegas en la vida. No es trabajo. Para mí, yo nunca pensé del género como algo con lo que jugaba. Esto es como soy y como me expreso a mí mismo a través del transformismo. Cuando no estoy haciendo transformismo, todavía a veces uso la ropa y el maquillaje de mujer. Entonces, es la verdad. Es quien soy habitualmente, todo el tiempo. Estoy de acuerdo con todo aquello que rompa con el patriarcado. Pienso que es realmente motivador poner a la feminidad en pie de igualdad con la masculinidad y desafiar a la gente que está atemorizada.

Pienso que el género es una construcción de la sociedad para crear algún orden, cualquiera que fuere. Está armado. Creamos esas cajas realmente rígidas y decimos lo que podemos y no podemos hacer y esto puede ser realmente dañino para mucha gente. Que se me dijera que no podía expresarme de cierto modo, cantar o bailar o hacer teatro fue dañino para mí. Dar a los niños espacio, especialmente con la Drag Queen Story Hour, les permite darse cuenta que el guardarropa completo del vestuario está abierto para ti y que puedes elegir cualquier lápiz de color de la caja que quieras.

Describe tu persona transformista.

Mi persona transformista es Ona Louise, que también es el nombre de mi madre. A Ona Louise le gustan los guantes largos, muchas plumas. Está lista para una fiesta de cócteles. Es como la tía loca y divertida de la década de los 60 que te dejaba quedarte hasta tarde y comer pizza en un sofá.

Armé mi personaje y mi apariencia a partir de cosas que me inspiraron de niño. Creo que eso es por lo que adoro hacer la Drag Queen Story Hour, porque parto de cosas que vi como un joven homosexual en la televisión o en persona y pensé ¡uau! esto es asombroso, (mi madre, mi abuela que usaba muchas pelucas en los 60, Endora de Bewitched, fotografías de Slim Aarons) todas esas imágenes de cócteles de los años 60, la Sra. Robinson, Barbara Streisand.

Usar estas cosas para mi apariencia física como transformista es un modo genial de hacer romanticismo y mostrar respeto a esas personas de mi pasado con las que no pude tener relaciones totalmente saludables o cercanas. Puedo conectarme con ellos en una identidad externa a través de su apariencia y sentimiento. Siento que estoy honrando a mis ancestros en cierto modo si preservo aquello que usaban. Eran íconos homosexuales para mí, incluso sin saberlo.    

Cuando hice la Drag Queen Story Hour en Macy’s, espero que haya habido algún niño que se inspiró en mí o me vio como un personaje fantástico y caprichoso.

¿Cuánto tiempo te lleva transformarte?

Me lleva dos o tres horas transformarme por completo. Tienes que hacerlo con tiempo en caso de cualquier error que tengas y por el tránsito de la Ciudad de Nueva York.

¿Cuál es el mensaje clave?

Mi mensaje clave ahora, a los 30 años, es:  Sintoniza todo y escucha lo que realmente necesitaa y quieres para ti mismo, no lo que otras personas te dicen o lo que puede ser una venda para algo determinado, sino lo que realmente te hace feliz y lo que tu verdadero ser te dice que necesitas en tu vida justo ahora. Entonces, escucha y luego responde.

En general, con el acontecimiento del Orgullo Mundial, es realmente interesante ver tanta visibilidad de lo homosexual en el mundo justo ahora. Nunca tuve los teléfonos celulares, la Internet, o YouTube mientras crecía y ahora veo a estos jóvenes que tienen acceso a un mundo entero en la palma de sus manos, lo que es algo que libera la mente. No puedo esperar a ver lo que la próxima generación tiene en la tienda para nosotros.


Sigue a la Drag Queen Story Hour y a Ona Louise en Instagram: @dragqueenstoryhour @ona.louise

Esta entrevista fue editada para mayor brevedad y claridad.